lunes, 20 de abril de 2009

HABITOS INDESEABLES



Los hábitos que sí tiene que evitar a toda costa el manipulador incluyen:
Hurgarse o rascarse la nariz, la boca, el cabello, las orejas descubiertos, o tocarse granitos, heridas, quemaduras o vendajes, por la facilidad de propagar bacterias a los alimentos en preparación. De tener que hacerlo, acudir a un inmediato lavado de manos
Fumar, comer, mascar chicle, beber o escupir en las áreas de preparación de alimentos. Estos son hábitos inadmisibles
Usar uñas largas o con esmalte. Esconden gérmenes y desprenden partículas en el alimento
Usar anillos, esclavas, pulseras, aros, relojes u otros elementos que además de “esconder” bacterias, pueden caer sin darse cuenta en los alimentos o en equipos y además de causar un problema de salud al consumidor, pueden incluso causar un accidente de trabajo!
Manipular alimentos o ingredientes con las manos en vez de usar utensilios
Utilizar la vestimenta como paño para limpiar o secar
Usar el baño con la indumentaria de trabajo puesta. Resulta muy fácil que la ropa se contamine en este lugar y luego transportar los gérmenes al lugar de proceso.

ü SI USTED TRATA BIEN A SUS EMPLEADOS BIEN, ELLOS TRATARAN BIEN A SUS CLIENTES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada